• GenommaLab: ¿La fórmula del éxito?

GenommaLab: ¿La fórmula del éxito?

Con una ráfaga de spots publicitarios llegando de las dos televisoras más importantes del país y la compra y renovación de productos de cuidado personal, belleza y medimentos; Rodrigo Herrera fundador de GenommaLab Internacional, logró hacer de su compañía un imperio de más de 400 millones de dólares.

Con esta simple fórmula, Herrera, de 41 años de edad vendío 4, 425 millones de pesos (mdp) durante el 2009. Y entre el 2008 y 2010, la compañía pasó rápidamente de la posición 346 a la 233 dentro del ranking de “Las 500 empresas más importantes de México”, según los estudios de la revista Expansión.

El precio de sus acciones se comenzó a cotizar el 17 de junio de 2008 y aumentó rápidamente su valor 317 por ciento, al 13 de enero del año 2011 (la Bolsa creció en ese mismo periodo 27%).

La meta de esta compañía fue incrementar sus ventas entre 30 y 32% durante el 2011; fortalecer Primer Nivel (la marca de medicamentos de patentes vencidas a precios más baratos); relanzar las marcas que compró en 2010 como Pomada de la Campana y crecer en el mercado extranjero.

Sin embargo, esta empresa se enfrenta constantemente a diversos obstáculos. La compañía se mueve en industrias que sufren constantes cambios y que en un futuro cercano deberían acatar diversas e importantes regulaciones sanitarias.

Como era de esperarse, la competencia la crítica y, además se enfrenta al surgimiento de nuevos participantes dentro del mercado de OTC (OverTheCounter, los medicamentos que no requieren receta médica para su venta, por ejemplo, los antigripales), el segmento donde tiene mayor participaciónGenommaLab.

"En todas las marcas, con el tiempo, en todas, nos convertimos en algún momento en el número uno. No nos detenemos", señaló Herrera.

¿Es una compañía en expansión?

La primera presencia masiva de GenommaLab, fue hace una década, fue vendiendo sus productos en las tiendas Sanborns; aún cuando Carlos Slim, no está entre sus socios.

En la actualidad, la compañía se convirtió en una máquina creadora y renovadora de marcas en ámbitos tradicionalmente separados, tales como: cuidado personal, belleza y medicamentos. Y es una empresa que procura que cada trimestre lanza en promedio 40 productos y extensiones.

En los últimos años, GenommaLab Internacionaladquiriío 21 marcas y licencias adicionales. Entre ellas: Agua de Colonia Sanborns, Teatrical y Dermoprada. Ha lanzado al mercado Nikzon, Next y Dalay.

Así mismo, también se metió dentro del mercado de medicamentos genéricos intercambiables con Primer Nivel, que representa casi una décima parte de sus ingresos. Su portafolio de negocios suma 74 marcas. Todo lo produce un tercero y luego GenommaLab lo vende en México y 14 países más.

Justo antes de terminar 2010, Rodrigo Herrera ya se encontraba analizando 15 productos que podrían ser nuevas adquisiciones.

Y desde inicios de ese año, comenzó a exportar sus productos a Estados Unidos, ahí tuvo lugar una asociación con Televisa para distribuir sus productos dentro del mercado hispano. En 2011 también lo hizo en Puerto Rico.

Así pues, la desacreditación viene de los laboratorios competidores, afirma Claudia Ortega, vicepresidenta de Mercadotecnia de GenommaLab.

"Hay ‘una banda' que piensa que son productos milagro, pero es un grupo pequeño y generado por ciertos medios influenciados por laboratorios", agrega.

Dentro del Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Publicidad, catalogado por Salvador Tamborrel, senador del Partido Acción Nacional (PAN), como insuficiente, señala en su artículo 9 que "la publicidad no es aceptable cuando exagera las características o propiedades de los productos o servicios".

Otra propuesta es que todo anuncio que presuma de un efecto terapéutico o transformación debe ser considerado como medicamento, así se trate de una crema o un cosmético. Esto, a su vez, está implicando un mayor registro sanitario y que estos productos no puedan ser anunciados, señaló Tamborrel. Hasta ahora, si un producto es catalogado dentro del segmento de cuidado personal o cosméticos, no tiene tantas restricciones como un medicamento.

Por su parte, Antonio Pascual, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), anunció que están "por dar a conocer un convenio con Cofepris donde nos comprometemos a no avalar prácticas engañosas y publicidad que pudiese lesionar a los consumidores.”